jueves, 29 de septiembre de 2011

Identidad digital

Mucho se habla del mundo digital y del abanico de oportunidades que ofrece a las empresas. Dentro del ámbito de la innovación y de la gestión del cambio, muchas veces defendido en este blog, se circunscribe la entrada de la empresa en internet, no sólo con un web, sino con toda una serie de herramientas que son fundamentales.


Según el target del cliente, una empresa necesitará de unas u otras herramientas, pero en definitiva, es necesaria la gestión del ámbito digital, podríamos decir, de la identidad digital. Podemos especificar algunos puntos importantes:

  • Las redes sociales. Una empresa con cliente final, redes como facebook, twitter tuenti o google+ muestran su importancia para poder disponer de un feedback con el cliente, además de poder ser un canal para dar a conocer productos y servicios. No olvidemos que por ejemplo twitter puede ser un canal de atención al cliente muy importante. Empresa que sus clientes son otras empresa (b2b) disponen de redes sociales específicamente profesionales, como linkedin y xing.

  • Blog. Herramienta emblemática del web 2.0 donde una organización, puede interactuar con su cliente, sea consumidor final o no. Desde él, se pueden dar noticias, dar a conocer productos, recoger comentarios, opiniones.

  • Youtube. El potencial del video en internet es importante., Recordemos campañas virales como la de MTV con una capacidad exponencial de llegar al público. Útil para posicionar la marca y el producto en los buscadores, ser un canal de noticias visuales, presentaciones de productos, etc.

  • Hay muchas otras herramientas de diversa índole. Issuu o scribd dónde se puede publicar material escrito, desde catálogos, hasta todo tipo de documentación técnica o de marketing. Slideshare para presentaciones en powerpoint o pdf. Flickr para fotografía.

Finalmente, últimamente ha aparecido una figura profesional, el Community Manager que es la persona encargada de gestionar, construir y moderar comunidades en torno a una marca en Internet. Una buena opción, dentro de la pequeña y mediana empresa, es tener a una persona con conocimientos para poder gestionar la entrada de la empresa al mundo digital, aunque sólo disponga de parte de su tiempo para realizar estas actividades. No podemos desperdiciar estas oportunidades, que muchas veces demuestran ser fundamentales para la supervivencia de una empresa.

Safe Creative #1109290168069

martes, 20 de septiembre de 2011

Confía en tu instinto


El mundo empresarial nos encontramos diariamente con infinidad de ejemplos de despilfarro. (Fotocopia el albarán que no sé donde lo he guardado, No recuerdo donde está el informe Y, Seguro que tenemos la materia prima Z pero ahora no sabemos en que lugar del almacén está, El último lubricante de la máquina se acabo hace una semana y olvidamos solicitar su reposición, Reenvíame el email ya que no lo encuentro, Justo ahora que viene el camión quién/dónde han dejado el traspalé.

¿Os suenan? Estos son algunos de los mudas que realmente asumimos diariamente. Desgraciadamente sin tener cada cosa en un sitio, malgastamos tiempo y dinero.

¿Dónde debo colocar mis cosas (herramientas) de trabajo?

¿Cómo puedo hacer que el proceso sea ágil?

La respuesta es sencilla: Confía en tu instinto.

Sigue esta simple rutina y pon todas las cosas en el mejor lugar, el más ergonómico y el más Lean.

1.Tengo que hacer algo (por ejemplo: Grapar unas hojas)

2.Necesito una herramienta que me ayude (una grapadora)

3.Busca la herramienta (instintivamente mira a tu alrededor)

4.Si no lo encuentras en los siguientes 3-4 segundos. Con tus cosas (herramientas) no sigues las practicas Lean.

Siempre debemos asegurar que encontraremos las cosas necesarias por instinto, en menos de 5 segundos.

sábado, 17 de septiembre de 2011

La velocidad del cambio

En toda organización se debe gestionar el cambio. El cambio debe formar parte de la cultura, del día a día de la gestión.  La empresa es como un ser vivo que se adapta a un entorno difícil, poblado por la competencia feroz, las leyes, administraciones, clientes, proveedores, etc.  El único camino es el cambio, la adaptación y la flexibilidad sino, estamos condenados.

Dentro del marco del cambio tenemos las personas. Las personas son de un valor incalculable y dentro de una organización, por contradictorio que parezca, son los más maltratados. El cambio genera entre las personas, un sentimiento básico y difícil de gestionar; la desconfianza. El cambio no es algo que ocurra en un espacio dilatado de tiempo, sino que, muchas veces va a toda velocidad.

Los responsables y directivos de un empresa, poseen una formación sólida, aunque muchas veces la única formación es la experiencia, sea universitaria, master, postgrados o de otra índole. Esta formación queda obsoleta en un espacio muy reducido de tiempo. Los cambios se dan a tal velocidad, que los conocimientos deberían seguir ese ritmo, porqué sino, aparece el desconcierto.  Antes de terminar cualquier acción de formación, esta queda obsoleta y debemos actualizarla.  La época donde decíamos, una vez acabe la carrera no vuelvo a estudiar, han quedado postergados en la historia. Ahora mismo, los conocimientos aportan un valor tremendo, si y sólo si, se actualizan.  La consciencia de quedar obsoleto, que genera miedo en las persona, muchas veces trae como consecuencia una mala gestión, impermeabilidad al cambio y al desastre empresarial.

En segundo lugar, el problema de la formación tiene su origen mucho antes del mercado laboral, concretamente en primaria, eso y bachillerato. La formación cultural amplia se ve sustituida por una de especializada, esencialmente de aborregamiento. El esfuerzo, el sentido crítico, la capacidad de solucionar problemas, de pensamiento abstracto, de tener un mínimo de conocimiento de la cultura, forma a personas. Personas que adquirirán conocimientos a posteriori durante toda su vida, pero que en el principio de sus vidas, han adquirido una base fundamental .

Hay un fenómeno muy curioso actualmente, una persona entra en el mercado laboral con una alta formación y la experiencia produce un proceso de desformación por culpa de la desconfianza. Directivos y responsables parecen olvidarlo todo y empiezan a aplicar métodos dignos de principios del siglo XX.

Finalmente, el porqué de éste artículo. Si queremos aportar valor a un producto o servicio, éste valor debe tener un origen en la empresa y la empresa, fundamentalmente, adquiere valor a partir de las personas que la integran.

Safe Creative #1109170079317

miércoles, 7 de septiembre de 2011

Corrección de errores


En general, la mayoría de los líderes/mando intermedios poseen una visión casual de los errores. La evidencia de esto se puede ver en la manera de tratar de corregir los errores. Por lo general, se paran en el nivel de los síntomas en lugar de en la raíz del problema, y a menudo culpan a otras personas o las condiciones externas o eventos de haber provocado el error. 

Si los líderes se tomasen en serio los errores detectados, se centrarían en la comprensión de las deficiencias en los procesos de negocio para la la futura toma de decisiones.

Mientras que los líderes son a menudo entrenados en el análisis, es raro encontrar que realmente utilizan las herramientas de análisis de causa-raíz que provoca a los tipos de problemas que enfrentan. Ejemplos (los 5 Porqués, las 4 M´s, etc.).

Algunas empresas cuentan con líderes que hacen hincapié en la necesidad de comprender el origen y la naturaleza de los errores, y para identificar medidas de lucha para evitar su repetición. Estos líderes siguen correctamente las prácticas de gestión Lean.

Así los errores son vistos como anomalías que causan variaciones indeseables lo que conduce a la inestabilidad. Cada empleado, desde el consejero delegado hasta los trabajadores de taller u oficina, deberían ser entrenados en métodos específicos para:
  1. Reconocer un problema; 
  2. Analizar un problema de forma rápida;
  3. Identificar las contramedidas;  
  4. Implementar medidas para prevenir la recurrencia,
  5. Medir y evaluar los resultados.  
  6. Estandarizarlo.
Como consecuencia los líderes que aplican de manera correcta los principios del Lean no sufrirán de la cantidad y la frecuencia de los errores que los demás tienen que soportar.