jueves, 28 de junio de 2012

Muda: La Espera





Uno de los desperdicios originado en el factor humano (Man) es la Espera.

Es un desperdicio facil de formular y de observar. Es evidente.

Un colaborador parado no agrega valor.

Un colaborador desocupado es un desperdicio.

Cualquier interrupción en la actividad, en el flujo, en la cadena, cualquier parada es un desperdicio que se debe erradicar.

Ejemplos hay numerosos, como espera por materia prima, espera por herramientas de trabajo, espera por documentación, espera por información, espera para revisión, espera para control de calidad, las aburridas colas en servicios.

La idea es simple, el factor humano infra-utilizado, es un derroche.

Eviten el desperdicio humano o de material tanto en empresas industriales como de servicios.

Desde Piensa en Lean, recomendamos "Que nadie pare", (excepto cuando exista demanda de nuestro querido cliente).

sábado, 16 de junio de 2012

Fantasia comercial


Últimamente me he encontrado con situaciones alarmantes en cuanto a la estrategia comercial de diversas empresas. En muchos de nuestros artículos hemos hecho énfasis en que el cliente es nuestro objetivo. El Lean Management no tiene sentido sino es porqué su objetivo es satisfacer al cliente. Todo el sistema productivo está sincronizado a la demanda del cliente.

Pues bien, estos últimos días, hablando con diversas empresas me he encontrado con prácticas comerciales que atentan contra este principio. Conversaba con el amo de una pequeña tienda y me contaba que una empresa importante de distribución de cafés le envió un comercial. Este comercial le hablo largo y tendido sobre las bondades de su producto, que le traería una máquina, que le haría distribuidor de máquinas de cafés, publicidad, etc. A la hora de la verdad nada de nada, lo prometido cayó en saco roto. Un gerente de una pequeña empresa también me conto su caso. Pidió un presupuesto para un cartel publicitario, pues bien, al cabo de 3 semanas de silencio absoluto, le llamaron diciendo que no lo podían hacer, después de 3 semanas!. Hay más ejemplos pero estos son extensibles a muchas situaciones que se dan en un departamento comercial, podemos sacar algunas conclusiones:

jueves, 7 de junio de 2012

Lean "Fast Food"


Motivados por el stress diario algunas veces olvidamos la sadulable dieta mediterranea y saciamos nuestro voraz apetito en servicios de comida rápida.

En este post, una observación real de cómo suceden las tareas, y su velocidad en un restaurante de este tipo.

Por un lado, un servicio ultrarápido para desde donarte una mesa, después toma el pedido por via telemática, y entrega del pedido fraccionado, y siempre calentito.

En un local de 10 mesas, la atención al cliente, sin exagerar, contaba con 8 recursos en la sala, en horario de máxima demanda.

Los recursos siempre que detectaban necesidad, acudían a atender al cliente, y aprovechaban el momento de entrega, para preguntar sobre la calidad entregada.

Incluso con la factura recibi una encuesta para valorar un nuevo producto, que de manera correcta me solicitaron mi colaboración.

Hasta aquí, cero mudas, todos los recursos alineados con el cliente. Y para mejorar el servicio al cliente, en cada mesa utilizan un pulsador, para satistafacer lo antes posible.

Parece todo correcto, pero se han olvidado de dos detalles, que el consumidor también tiene ojos.

Todo a la velocidad del rayo, pero el pulsador de la mesa, estaba sucio, y deteriorado, y sobre todo es más facil su deterioro en una mesa limpias.

Además, lamentablemente, la copa suministrada poseía una muesca considerable en su base.

¿Se han olvidado de las 5s ó la mentalidad latina una vez más nos ha tracionado?

Desde Piensa en Lean, nos alineamos con todas las medidas hacia la eliminación del derroche, pero no aceptamos que no se cumpla un servicio de calidad para el que paga, que como siempre es el querido "cliente".