lunes, 28 de enero de 2013

Más que crisis



Desde hace unos años estamos sufriendo una crisis muy importante. Empresas que cierran, trabajadores despedidos, bajas de facturación… Realmente el mercado está mal para muchos sectores. Ante esta situación hay un dilema para las organizaciones, ¿bajamos los precios o no? La pregunta está mal planteada, ya que la pregunta sería ¿cómo podemos ser más competitivos?

En este país, la respuesta es siempre la misma, bajando los precios a costa de bajar los costes directos y eso se traduce en despedir trabajadores, nos “achinamos” por así decirlo, intentamos convertirnos en otra china. Un mal negocio por muchas razones.

La competitividad en un país serio y solvente, igual tendría que ir por el aumento de la productividad, la bajada de costes indirectos, bajada de costes de producción mediante optimización, eliminación de despilfarros, un cambio en el modo de vender, adaptarse a la demanda, entre otros factores.

Lo que parece absurdo y por desgracia la dinámica del mercado es suficientemente testarudo para que al final, el intento de “achinarnos” conllevará a un desastre económico considerable.

Pensemos en un pyme y en algunas acciones que se podrían llevar a cabo, a modo de plan de acción sencillo:

  • Profesionalización de los puestos clave. Dejemos a un lado el mando “chusquero” y dejemos de usar la empresa para colocar a toda la familia.
  • Orden y limpieza, desde la mesa del director hasta el puesto de trabajo de un operario de una línea.
  • Eliminación de despilfarros, es decir, todo lo que no aporta valor. Efectivamente, aquí también incluimos el audi Q7 del director y el bmw serie 3 del director comercial.
  • Centrarnos en dar al cliente lo que necesita y no dar lo que nos interesa.
  • Estandarización de los procesos.
  • Formación.
  • Escuchar al cliente, al menos de vez en cuando.

El único punto que puede tener algún coste es el primero, pero muchas veces simplemente significa cambios de puesto de trabajo de algunos trabajadores, eso sí, lo más difícil es sacar de sus puestos a las personas no aptas.

El plan es de bajo coste, adaptable a la mayoría de empresa y que significa una disminución de los costes que podríamos calcular entre el 20% y el 30%.

sábado, 19 de enero de 2013

Muda seguros


Si somos observadores en el día a día, podremos ver todo tipo de mudas a nuestro alrededor. Hace unos días recibí la llamada de una compañía de seguros ofreciéndome una seguro para el coche, evidentemente era una oferta con descuento, todo tipo de facilidades, una oferta a la cuál, uno no podía decir que no.

Hasta aquí, ningún comentario. El problema radica en que yo hace dos años era cliente de esta compañía y además, lo era por el seguro del coche. Lo dejé de ser porqué recibí una carta de ellos, diciéndome que lo sentían pero que no me renovaban el seguro. Aparentemente sin ninguna razón, ya que nunca lo usé, ni hice ningún parte.

Como podemos ver, en proceso comercial es absurdo, lleno de mudas. Analicemos estos desperdicios:

  • Reproceso innecesario. Un cliente al cuál le dices que no quieres que sea tu cliente, al cabo de un tiempo le ofreces ser cliente otra vez. Literalmente tratas al cliente como si fuera idiota. Sin explicaciones le ofreces una oferta, cuando hacía un tiempo le dijiste que no querías saber nada de él. Los esfuerzos van encaminados hacía una dirección incorrecta. Pierdes oportunidad de negocio, costes innecesarios, re-procesos absurdos.
  • Podríamos pensar en una desconexión entre departamentos, es decir, están funcionando como reinos de taifas. Cada uno va por un camino diferente. Esto acaba conllevando sobreproducción.
  • Al cliente le estas dando un producto defectuoso, ya que no cumple sus necesidades. Esto implica un re-trabajo.
  • Personalmente, si es que tenía alguna duda sobre esta compañía, ahora ya no tengo ninguna. Nunca volveré a trabajar con ellos, es más, evidentemente no la recomendaré ni loco y no hablaré precisamente bien. Un cliente insatisfecho e insultado es un mal negocio.
  • Finalmente, realmente genera dudas de la gestión de los datos que se está realizando. Si no te quieren como cliente, ¿cómo están conservando tus datos todavía? Más mudas de reproceso.
En resumen, un paso previo a la mejora de un proceso, es observar los mudas que hay, no tiene sentido mejorar sin antes saber en que estamos generando muda