jueves, 22 de mayo de 2014

Proyecto embarazo Lean


Entras un mundo desconocido cuando sabes que en unos meses tu familia por primera vez aumentará.

Solo puedo hacer halagos ante los centros de seguimiento y hospitales que tenemos.

Desde el primer momento, los equipos de embarazo están perfectamente organizados para gestionar el proyecto de nuevo producto (en este caso un bebe)

Revisiones continuas, de parámetros básicos para saber que el cliente (en este caso la mama) avanza por el camino correcto. 

Ante cualquier imprevisto, derivan el caso a los centros hospitalarios.

Desde allí, el control bajo frecuencias mensuales, sigue estricto, y ante perspectivas de incidencias, no duda en incrementar las pruebas para todo llegue a buen puerto.

Todo hasta el dia D, donde pasan el relevo a otros profesionales sanitarios, que son los encargados de la fase final, esta vez de corta duración, generalmente menos de 24 horas.

Monitorización continua de variables de control hasta que el bebe (producto) llega al mundo. 

Desde Piensa en Lean hemos comprobado que este proyecto no hay derroches, y que se trata proceso estandarizado.