sábado, 21 de junio de 2014

¿Dónde está el Lean?



Hace unos días hice un pequeño experimento en dos concesionarios de coches. Uno de una marca perteneciente a un grupo alemán y otra japonesa.

El experimento consistía en presentarme como un posible cliente, buscado un coche de nivel medio, de la gama más vendida. Me intereso por el consumo, características, equipamiento. Después de ver el coche, hablar sobre diferentes opciones y precios, nos sentamos para empezar a realizar un presupuesto. En ese momento le comento al comercial que me gustaría personalizarlo (dentro de lo que ofrece la marca) con un color no habitual, tapicería y algunos complementos determinados.

Como ya se ha comentado, esto mismo lo hice con dos marcas con filosofías aparentemente diferentes pero curiosamente el resultado es el mismo. La respuesta del comercial es casi la misma:

- El pedido tardará unos dos meses, pero le puedo ofrecer una alternativa que en una semana se lo puede llevar.

Si unos piensa un momento ve que algo falla. El concesionario le vende lo que quiere, algo así como si fuéramos a un bar y pedimos un bocadillo jamón y el camarero nos dice, se me ha terminado pero tengo un queso buenísimo.

Uno intuye que el just in time, el lean es de boquilla, se usa pero sin aportar valor al cliente. Curiosamente la marca bandera del lean, actúa así. ¿Cómo puede tardar dos meses a personalizar un coche con las opciones que te ofrecen? Realmente se utiliza un lean muy curioso. La otra marca igual, dos meses, los dos coinciden de forma anormal.

Tampoco hace falta ser inocente para saber que lo que pasa es que los concesionarios tienen coches en estock (por la causa que sea) y los tienen que vender como sea. Ante una situación así, el lean o el just in time pierden su sentido. ¿Con que sentido se utiliza el lean? Para realizar una producción en cadena de coches estandarizados desconectados de la demanda del cliente. Esto se parece más al siglo pasado, con lo que hacía Ford con el Ford T.

La producción debe adaptarse a la demanda, hacerlo en sentido contrario es un paso atrás, algo así como volver a tiempos pasados, un dejavú.

lunes, 9 de junio de 2014

Parar la producción es Lean



Para algunos sigue siendo un sacrilegio, pero parar a los equipos (tanto técnicos como humanos) es un mandamiento LEAN.

Por qué hay que producir cuando no hay pedidos, si ya tenemos llenos los supermercados ante vaivenes de la demanda?

Producir en estos casos es puro derroche. Derroche de compras puesto que aprovisionamos, y almacenamos  lo que no es necesario,  gastamos en transportes, gastamos en recursos humanos, gastamos en medios técnicos.

Que deberíamos hacer en estos casos?  Por supuesto primero adelantarnos y planificar estas paradas. A partir de esto, tenemos que aprovechar un recurso no infinto “ el tiempo”. 

Existen  multiples opciones, pero desde Piensa en Lean,  aconsejamos las actividades de formación, para ganar en polivalencia y conseguir un equipo de colaboradores competitivo.

Y aprovechar estas paradas para actividades de mantenimiento preventivo, y panar poner a punto a todas nuestras maquinas.

El orden y limpieza se supone como creyentes de la filosofia Lean, entendemos que esta ya integrado en nuestro dia a dia.