lunes, 6 de octubre de 2014

Orden y limpieza

Seguramente la consciencia de la mejora la gestión, está ya muy asumida y extendida. Directores, responsable y cuadros intermedios tiene como mantra, mejora, calidad y disminución de costes, pero claro, ¿cómo se consigue eso?

Según la inspiración del momento, se actúa de una forma u otra. Hasta hace poco lo más habitual era, si tenemos que bajar costes se echa a unos cuantos y listos. Eso es matar mosquitos con mísiles intercontinentales. A veces es necesario, no diremos que no, pero de buenas a primeras empezar a echar gente, no es realmente una mejora de nada. Los costes económicos, estructurales, de motivación y de productividad son terribles y pueden lastrar la viabilidad futura de una organización.

Otras reflexiones pueden ser, vamos a optimizar, a empezar a usar el lean management, ISO 9001, contratamos una consultora y pasamos de 0 a 100 como si nada. Se pretende mejorar sin mejorar y optimizar sin optimizar.

En este sentido, ¿quién no ha visto una planta de producción donde reina el caos y la no limpieza?. En cada rincón se acumulan objetos, materia prima y otros materiales de dudosa procedencia. En una situación casi apocalíptica, se pretende que de la noche a la mañana eso mejore con la varita mágica del lean management, por ejemplo, o de forma más habitual con una ISO 9001. No tiene ningún sentido, o se empieza a ordenar y limpiar o mejor dedicar los recursos económicos a otras cosas. Carece de sentido acumular materiales en medio de una planta, tener cientos de mini almacenes repartidos por toda la fábrica, herramientas que nunca se usan o casi nunca, hojas de fabricación que nadie sabe por dónde andan. Tenemos que ver realmente lo que son, acumulaciones de costes, costes, y costes.

Ante el reto de mejorar la productividad, la calidad y disminuir costes, debemos plantearnos si somos capaces de que la fábrica esté ordenada y limpia y que eso se mantenga. ¿Podemos eliminar todo objeto, máquina, material o engendro que no sea estrictamente necesario? ¿Podemos hacer desaparecer esa herramienta que usamos una vez al año? ¿Podemos mandar a reciclar ese material que está cogiendo polvo en una esquina y que tal vez, algún supuesto día usaremos para algo? De verdad, sino somos capaces de hacer esto, mejor dedicar los recursos a otra cosa, por qué no seremos capaces de mejorar de forma significativa.

No hay comentarios :

Publicar un comentario